Abuso de palabras clave

Abuso de palabras clave


No se recomienda emplear demasiadas palabras clave básicamente porque:
 
  • Es fácilmente detectable y te hundirá en las SERP
  • Resulta desagradable leer textos sobreoptimizados, puede bajarte la conversión en web o incluso el CTR de tus snippets (con lo cual el público ni siquiera llega a tu dominio)
  • Te remito a la guía básica SEO de Google, donde podrás encontrar el motivo de tu pregunta en la página 15 del PDF.

Los motores de búsqueda (nominalmente Google) disponen desde hace años de algoritmos capaces de detectar patrones lingüísticos, a lo que hay que añadir su incrementalmente buena capacidad translingüística.

Con esto, detectar el abuso de palabras que estadísticamente (y en lenguaje natural) no ocupan su espacio habitual es fácil (y digo fácil para Google!).

Hay algoritmos específicos para detectar contenido de baja calidad, cada uno especializado en temas concretos, como:
 
  • Mayday: contenidos duplicados (viene ya de 2010)
  • Panda: busca contenidos pobres en todas sus variedades, una de las más genéricas es la sobreoptimización de textos
  • Penguin: ha visto muchas revisiones hasta convertirse en parte del core de GoogleBrain y trabajar a tiempo real a nivel de página, no de dominio como antes (y era precisamente esto lo que lo hacía TAN peligroso); su cometido es el fraude en los enlaces, es decir enlaces antinaturales para potenciar webs a criterio del webmaster. Lo menciono porque uno de los lugares perfectos para meter palabras clave agresivamente es en el texto de los enlaces…

Uno de los ejemplos de contenido pobre más perseguidos y típicos por su gran auge entre 2009 y 2012 fueron los blogs fantasma, llamados así porque la táctica en boga consistía en crear una red de blogs de temática complementaria que constituían la base de una estrategia de link building, para dar soporte al sitio de negocio de la empresa de turno o a clientes SEO.
Evidentemente el gasto principal era el contenido y este solía consistir en artículos spineados y semiplagios.
*Spinear: coger un texto original y multiplicarlo en decenas o centenas de variantes mediante la sustitución de verbos, sustantivos, preposiciones, tiempos verbales, sinónimos y cambios singular/plural o de género.

Uno de los principales factores para valorizar el potencial SEO de estos textos (que presuponemos pobres) es trabajar con alta densidad de palabras clave, es decir el cociente (expresado en %) entre el recuento total de palabras del artículo y el número de ocurrencias de una palabra clave dada.
Hoy en día el concepto “densidad de palabra clave” y derivados es visto como un tanto obsoleto en su significado estricto, debido a un contexto semantizado del trabajo con los contenidos web.

Ya no prima tanto repetir una palabra (o frase) concreta un número determinado de veces en ciertos lugares del texto.
Ahora se usan conceptos cercanos semánticamente, palabras que significan lo mismo que la palabra clave específica que nos interesa o que la complementan.

Por supuesto aún necesitamos usar el concepto de palabra clave, pero no en los términos de abuso y exceso sino para enfocar nuestras landing pages y otros contenidos.

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Deja un comentario