Del FOMO al JOMO

FOMO/JOMO, reflexionando sobre tecnología y sociedad

¿Cómo luchar contra la ansiedad? Debemos comenzar por buscar sus causas. Entre las causas externas, existe una creciente relación entre nuestras relaciones en Redes Sociales y Apps y estados nerviosos patológicos.

Este artículo no es originalmente de base psicológica, sinó tecnológica. Mi propia conclusión (en la adaptación del artículo) refuerza la idea de la necesidad de un tándem entre los creadores tecnológicos y la racionalización, sensatez y FORMACIÓN entre los consumidores de esta tecnología, consumo que en su mayor parte se canaliza a través de smartphones.

Este artículo es una adaptación a la vez que traducción del original en inglés (disponible). Se ha traducido, localizado a Español y se han añadido anotaciones adicionales para (con toda humildad) incrementar el valor que ya ofrecía en su forma original.
El objetivo de este esfuerzo es, como ya se indica, invitar al lector/-a a reflexionar sobre el trasfondo humano de base, partiendo del concepto FOMO/JOMO.


En busca de JOMO: nueva investigación sobre bienestar digital

Como investigadores en el equipo de Android, pasamos mucho tiempo viajando por todo el mundo y escuchando a nuestros usuarios. Para hacer nuestro mejor trabajo, dejamos nuestras pasiones atrás. La objetividad es clave.

Pero es difícil no desarrollar empatía, especialmente cuando empiezas a notar que no todo sobre la experiencia de las personas con la tecnología es positivo.

Ya en 2015, nos dimos cuenta de que, cada vez más, las personas con las que hablamos estaban señalando como un problema las contínuas distracciones que los dispositivos móviles representan.

Así que empezamos a pensar mucho sobre el papel de las notificaciones en los teléfonos de l@s usuari@s y cómo podríamos construir una mejor experiencia para ayudar a las personas a lograr el equilibrio.

Comenzamos con algunos pequeños cambios en Android Nougat, como agrupar notificaciones y facilitar la respuesta a un mensaje sin abrir la aplicación.

Pero sabíamos que podíamos hacer más para comprender cómo los teléfonos podrían dificultar la desconexión que las personas necesitamos y la frustración que esto generaba. Entonces, el año pasado, mi colega Safia Baig y yo (Julie Aranda) emprendimos un proyecto de investigación para hacer eso, y acabamos de publicar los resultados.

Lo que hemos encontrado

Trabajando en diferentes culturas, llevamos a cabo nuestra investigación en los Estados Unidos y Suiza.

Hablamos largamente y seguimos durante horas y horas a 19 participantes de 18 a 65 años de edad, utilizando smartphones con Android o iOS.

También analizamos los datos que habíamos recopilado previamente de 112 participantes en China, Japón, Singapur, Suecia y los Estados Unidos durante un período de dos años.

Sorprendentemente, encontramos pocas diferencias entre culturas, países, género, grupos de edad o tipos de dispositivos que utilizaban las personas.
En general, los dispositivos móviles cargados con medios sociales, correo electrónico y aplicaciones de noticias creaban un sentido constante de obligación, generando estrés personal no deseado.

Nuestra investigación encontró dos razones por las cuales las relaciones de las personas con sus teléfonos evolucionaban de esta manera.

Razón #1: poder de atracción por las múltiples posibilidades

Primero, hay muchas cosas interesantes que hacer con su teléfono y es difícil romper el hábito. Una persona que entrevistamos dijo que el teléfono estaba lejos de ser liberador:

"Es como una prisión. Puedes perderte en tu teléfono y no salir. Las redes sociales, los juegos, estar disponibles [para otros] todo el día... no se puede escapar".

Razón #2: dinámica social

En segundo lugar, las personas sienten que existe una obligación social de responder a los mensajes muy rápidamente y estar disponible todo el tiempo:

"Mi teléfono es como una pequeña mascota, me acompaña de una habitación a otra. No quiero perder ningún mensaje".

Mientras la gente espera la llegada de las vacaciones, una de las pocas veces que pueden desconectarse completamente (en teoría), también quieren poder elegir cuándo desconectarse; pero realmente pocas veces pueden y eso se aprecia cuando tienen una desconexión no planificada o forzada (por ejemplo, dejarse el teléfono en casa o quedarse sin batería): entonces sienten ansiedad e inconveniencia, produciéndose un estrés que puede llegar a ser extremo..

Pierden productividad, se preocupan de que otros se pregunten por qué no responden a los mensajes, se preocupan por perder información importante; temen perder información importante y en el extremo, perderse cualquier cosa.

FOMO vs JOMO - Anotación

El miedo a perderse las notificaciones, cambios de estado, mensajes, emails o llamadas justifican el acrónimo inglés "FOMO" que da nombre a este síndrome social que puede desembocar en importantes desórdenes psicológicos.

FOMO viene de Fear Of Missing Out, que significa "miedo a perderse cosas" en referencia a notificaciones e interacciones con el smartphone.

En contraposición a este estrés patológico que supone el FOMO, la autora del artículo original propone medidas que equilibren nuestra relación* como personas con las tecnologías móviles, en una búsqueda de la felicidad perdida; esta felicidad tiene muchas intepretaciones: desde el simple pero básico bienestar personal a una mejorada interacción con los dispositivos móviles, hasta llegar a la máxima productividad profesional.

Así el concepto de FOMO tiene como antagonista a JOMO, es decir que contra el miedo ("Fear"), alegría ("Joy").

JOMO es el acrónimo inglés para Joy Of Missing Out, que significa "la alegría de perderse cosas" en referencia a dejar de interactuar con el teléfono móvil para conseguir desconectar mentalmente, mitigando el estrés dañino y consiguiendo un descanso emocional e intelectual.

* No olvidemos que la autora del artículo original forma parte interesada, como investigadora de desarrollo Android para Google. Esto no es un reproche, lo comento para no perder de vista la imagen completa: aparte de formar parte de una masiva maquinaria de marketing, esto es un ejercicio de responsabilidad por parte de Google, después de todo.
Además nosotros (eData), tenemos entre otros objetivos para la digitalización de procesos el desarrollo de apps para empresas; aunque nuestras aplicaciones y apps tienen objetivos profesionales y de gestión (lo que excluye juegos y menores), también nos interesa contribuir en todos los aspectos a una mejor aplicación.

¿Cómo podemos ayudar a las personas a encontrar el equilibrio?

Nuestra investigación indica tres formas en que la industria móvil puede ayudar a las personas a lograr una relación saludable con sus teléfonos:

  • Facilite la desconexión: les proporciona a las personas información que les ayuda a reflexionar sobre su propio uso y comportamiento digital, y las herramientas para desconectarse, como el Tablero de control de bienestar digital en Android 9 y el perfil de tiempo observado de YouTube.
  • Reduzca la tentación de volver a participar, agregando un paso adicional como el Temporizador de aplicaciones en Android 9 Pie.
  • Permita una desconexión parcial, por ejemplo, manteniendo las funciones esenciales del teléfono disponibles, mientras restringe otras aplicaciones

El temporizador de aplicaciones en Android 9 es un ejemplo de cómo se pueden construir teléfonos para reducir la tentación de volver a participar.

Hemos comenzado a realizar algunos de estos cambios en los productos de Google con nuestro esfuerzo de Bienestar Digital, que anunciamos en el I/O este año. El bienestar digital es un concepto central de Android 9 Pie, y recientemente hemos introducido más controles en plataformas como YouTube.

Temporizador de aplicaciones

También estamos trabajando en la construcción de herramientas que permitan a los padres controlar el tipo de acceso que sus hijos tienen a la tecnología, a través de Family Link.

Un sentido de obligación se ha colado en la tecnología. La gente quiere (y necesita) herramientas para romperlo.

Quieren poder dejar de lado su teléfono a veces, no preocuparse por perder algo absolutamente urgente y sentirse en control de su uso.

Somos un referente para nuestros hijos. Está muy claro que si como padres/madres, profesionales, adultos y responsables ya tenemos un problema con la tecnología de los teléfonos móviles, lo que les pueda suceder a las siguientes generaciones puede ser aún peor.
En muchos casos, individualmente o como empresa (eData), hemos podido constatar un enorme vacío educativo en lo que respecta al uso de las nuevas tecnologías.
No en el uso y aprovechamiento de las funcionalidades y aplicaciones diversas (especialmente las de ocio y juego), en este campo los hijos suelen sorprendernos; hablamos de la interacción, del modo de vivir y relacionarnos con los demás, mientras conseguimos nuestros objetivos (pequeños y grandes): todo ello con la ya ineludible, profesional y socialmente amplificada necesidad de dominar las TIC en general y la movilidad en conexión casi permanente.

Tenemos la responsabilidad de hacerlo más fácil, de brindarles a las personas una manera de reclamar su tiempo y no sentirse atados a sus dispositivos.
Pero también creemos que deberíamos darle a las personas algo más, no solo un mayor control o una mejor relación equilibrada con la tecnología, sino la "alegría de perderse cosas" o "JOMO".

La tecnología debería mejorar tu vida, en lugar de distraerte. Hay mucho más trabajo por hacer, pero el primer paso para llevar a JOMO a un plano efectivo para la vida de las personas es comenzar a escuchar. Esta investigación representa algunos de nuestros primeros esfuerzos para hacer eso, con mucho más por venir.

Julie aranda

Equipo de investigación de experiencia de usuario

Publicado el 5 de septiembre de 2018

La adaptación de este artículo no pretende criticar el desarrollo de tecnologías digitales, todo lo contrario. No obstante, es responsabilidad de tod@s convertir esta gran herramienta en una forma de mejorar la calidad de vida, no de mermarla.

Adaptación, localización ES/CA y notas adicionales por Ricard Menor para eData, 12 de septiembre de 2018

Comentarios (0)

No hay comentarios.

Deja un comentario

Muestra de Clientes